martes, 29 de marzo de 2011

popurrí de curiosidades / costumbres canadienses

Iré realizando este listado a medida que se me vayan ocurriendo curiosidades y costumbres que nos puedan llamar la atención a los Españoles recién llegados al continente.

- Olvidad los dos besos de introducción. Si aquí besas a alguien más bien creerán que eres un lanzado o igual es una buena manera de que el chico que te interesa te haga caso! (broma)
Por lo general en Canadá (al menos en la Columbia Británica) la gente se saluda de varias formas: dándose la mano, unas palmaditas en la espalda si hay más confianza, y si hay mucha, puedes soltar un besillo en una mejilla mientras das las palmaditas en la espalda, pero basta!

- Que la gente no de dos besos, no quiere decir que los Canadienses tengan un comportamiento frío y distante. En contraste, llama la atención la sonrisa que llevan siempre presente en su cara, la amabilidad que desbordan y la disponibilidad que tienen para ayudarte si lo necesitas.
No os extrañe ver a cada pasajero que baja del bus gritarle un THANK YOU! al conductor, por ese maravilloso viaje compartido... si en el supermercado o en la calle te ven con cara de estreñido se pararán a preguntarte si buscas o necesitas algo... y simplemente se cruzarán contigo por la calle, te mirarán, te sonreirán y solo faltará que te digan..."que maravilloso día!¿no crees?"

- Recordad que llegáis a un nuevo país, con una nueva cultura... y dentro de la cultura van incluidos los horarios, y más concretamente me refiero a los horarios de comida.
En Canadá, y me atrevería a decir que en todos los países menos en España y otros países latinos; la cena es el punto fuerte, y no solo eso, si no que se cena mucho antes que nosotros acostumbramos.
Es normal quedar a las 18h en el restaurante, y no exactamente para merendar..La cena en Canadá es entre las 18h y las 20h.
A mediodía suelen tomar algo ligero para aguantar el tipo, y los desayunos dependen de cada persona, pero es muy raro ver el típico desayuno nuestro de cafecito con tostadas galletas... aquí os podéis comer tranquilamente un buen plato grasiento de bacon, huevos y patatas... y quedarte a gusto, (por supuesto hay opciones más light).

- Las propinas. Hay que cambiar el chip. Cuando vamos a un restaurante o un bar a tomar algo aquí no funcionan los 20 céntimos de propina por su cara bonita.
 En Canadá, el servicio se paga a parte, así que tenedlo en mente cuando vayáis a calcular lo que pretendéis gastar porque se dejará entre un 7%-15% del precio en propina. Ésto conlleva a que te traten como a un rey, aunque no quiere decir que sea siempre bueno...
Os pondré un ejemplo, tomando una cerveza con una amiga, nuestra camarera en una hora y media debió de venir como 12 veces a preguntarnos si todo estaba bien. Evidentemente llega un punto en el que tanta insistencia acaba por incomodarte.

- Las tasas (IVA no incluido) Una cosa que no nos pasa en España, es que en Canadá cuando compras algo, el preció será siempre sin el IVA, por lo que hasta que no te acostumbras, siempre acabas llevándote la decepción en caja cuando te dicen que en vez de 19,90 tienes que pagar 22,29...
- Españoles, si sois fans de las botas buenas, osea del cuero, id haciendo colecta en España antes de emigrar, porque cuando visito las zapaterías de aquí, hago una cosa que nunca había hecho antes, mirar el origen de esos preciosos zapatos, y curiosamente son de España, Italia y a veces de Portugal. Pero con una sencilla diferencia, LOS PRECIOS. Se me revuelven las entrañas cada vez que leo en las etiquetas precios de tres cifras empezando por el 5... si... 500$ por esas botas que como mucho en nuestro país supondrían 100€...

- Los autobuses solamente aceptan el efectivo exacto del precio del billete o el billete ya comprado. El conductor simplemente conducirá, tu introduces el dinero en una máquina y esa misma máquina te da el ticket si no lo tenías previamente contigo. Ésto es bueno que lo sepáis para que no os quedéis tirados cuando llegue vuestro autobús.

- A los canadienses les gusta el Hockey Hielo tanto como a nosotros el Futbol. Son auténticos forofos, y es el deporte por excelencia. Vancouver tiene un equipo muy bueno, los Canucks.

- Los canadienses están muy concienciados con el medio ambiente. Una cosa llamativa son las basuras de la calle que tienen bandejas rodeando el contenedor para depositar botes y latas. Estos recipientes son recolectados por gente, generalmente sin recursos, que recorren toda la ciudad reuniendo estas latas para una vez terminada su jornada llevarla a un centro de reciclaje donde pueden venderlas y recolectar algo de dinero. (Constantemente escucho desde mi casa alguien moviendo botes y cristales en los contenedores de debajo de mi casa)

- La basura se recolecta en diferentes días de la semana según la zona en la que vivas. Siendo una vez por semana la basura y el reciclaje, y una vez cada dos semanas deshechos de jardinería. Por lo que si el miércoles es día de reciclaje, ese día todos los vecinos habrán sacado a la puerta de su casa las bolsas con papel y cristal. Aquí os dejo el enlace para el que esté interesado en visualizar el horario de Vancouver.

- Para los amantes del café, aquí será toda una odisea que te sirvan un café con cucharilla... ni si quiera de plástico! aquí optan por lo más básico, un palo!

- El alcohol en Canadá. Comentaré varios puntos respecto a éste tema. Primeramente está prohibido el consumo de alcohol en espacios públicos, (evidentemente en los restaurantes, bares etc donde lo venden si, pero no en la calle), por eso vemos en todas las películas americanas, al típico borrachete con la botella de vino dentro de una bolsa de papel... de esta manera no se ve lo que consumen, aunque damos todos por hecho lo que hay dentro...
Otra cosa es, donde encontrar alcohol. Pues bien, os sorprenderá que no encontraréis como acostumbramos alcohol en el supermercado. Aquí existen tiendas específicas para ello, las LIQUOR STORES, unas son las pertenecientes al estado, pero además hay otros establecimientos privados donde anuncian Cold beer, que serán aún más caros. Y si digo "aún" es porque en Canada el alcohol tiene unos precios muy altos, debido a las tasas que el gobierno impone.
He llegado a pagar 16 dolares por las (6 cervezas) más baratas que encontré en uno de los establecimientos privados al que fui por ser domingo, ya que las liquor stores están cerradas.
En los bares, pagarás una media de 4-5$ por caña... aunque he llegado a los 7$...

- Aquí, también una cosa que puede que no sepamos al llegar es que es de mala educación entrar con los zapatos puestos. Al entrar en la casa de alguien veréis toda la zapatearía en la entrada (Me imagino la cara que pondría mi madre... con lo poco que le gusta ver los zapatos fuera del armario!)

- Aquí se andan por las ramas: Los Europeos en general tenemos fama de groseros, por el simple hecho de que estamos acostumbrados a decir lo que opinamos. Para los Canadienses, dentro de su comportamiento tan amable y educado, esto ha de incluir medir las palabras con las que se dirigen a los demás. Esto es por ejemplo, un médico canadiense le dirá a su paciente que debe hacer ejercicio para reducir el estrés, cuando en realidad lo que intenta comunicar es que el paciente tiene unas chichas que como no se las trabaje acabará con serios problemas de corazón.

- Agarrad los platos que se los llevan: Yo no sé si es solo cosa de la educación que mis padres me han dado, pero a mi entender, en España, cuando se come con gente, los platos no se recogen hasta que todo el mundo ha terminado, y más importante, el plato se queda delante tuya mientras estás comiendo lo que hay en el!. Una cosa que no solo a mi me ha llamado la atención, es que cuando comes en un restaurante, el plato te lo quitan en cuanto ya no estas trabajando en él, aún que tu acompañante, que se ha tirado la cena hablando tenga todavía el plato lleno. Lo peor es que a veces tienen tanta prisa por llevárselo que ni soltar el tenedor puedes, porque han sido muchas las veces que se han llevado mi plato o mi vaso sin haber yo terminado!

- ¿Has tragado? ¡Vámonos pues!: Y es que las diferencias culturales en la mesa aún no han terminado. Ahora toca compartir mesa con un Canadiense: A los españoles si hay algo que se nos da bien es la charla, y si puede ser con el estómago lleno mejor que mejor. Hasta tenemos un nombre para esta práctica tan común a la que denominamos: SOBREMESA. Que si un cafelito, que si jugar con las miguitas del pan que quedaron en el mantel mientras escuchamos a nuestro cuñado hablar de lo que le pasó al vecino del 4º...

Pero no busquéis la palabra "Sobremesa" en el diccionario Canadiense, porque os mirarán raro. Yo cada vez que salgo a cenar con mi marido, cuando llega el momento del postre ya me empiezan a caer los sudores, tratándo de buscar una manera para ingeniármelas para que se distraiga y no saque la cartera pronto. Le empiezo a hacer preguntas absurdas, un tras otra, mientras él contesta con "Yeses" y "Noes"... y aún así el capullo se las apaña para agarrar la cartera y levantar la mano en señal de que quiere la cuenta... Así son, y si tú no lo haces, entonces el camarero que fué TAN EXTREMADAMENTE ATENTO (Muchas veces demasiado) durante toda la comida, te empieza a hacer largas, te trae la cuenta, te vuelve preguntando como vas a pagar... hasta que ya se hartan de ti y te dicen: Perdone, puede dejar la mesa ya?

- Todo es reutilizable: Esta es una costumbre que me encanta. En Canadá, ¿tienes algún trasto que ya no usas y te ocupa espacio? No hay problema! Siempre habrá algún canadiense buscando comprártelo por Craigslist. Esta web es muy famosa en todo Norte América y es una pasada, pregunta lo que quieras que en algún lugar de tu ciudad alguien lo estará vendiendo por precios ridículos, y a veces hasta regalados. Con este sistema podrás amueblar tu casa hasta gratis (Si no eres muy tiquismiquis con la decoración, a no ser que seas un fan de lo vintage, porque entonces serás el rey del mambo)

- Los Canadienses le hablan a literalmente "todo lo que se menea": y la verdad que es agradable excepto en esos momentos en los que te apetece estar solo y que has tenido un día horrible y el cajero del supermercado te pregunte: "¿Cuales son tus planes para esta tarde?". Pero así es, estad preparados para dar "pequeña conversación" a todo el mundo. Y esto es probablemente una de las peores pesadillas de un recién llegado al país que no entiende ni papa de inglés. No hay situación en la que uno se sienta más ridículo que cuando alguien se te acerca de repente y te dice... "¿How's your day going?" o "I love your sweater, where did you buy it?" o... "what do you think I should get? the pink or the blue dress?"  y lo que en realidad tu has oído es... "Wa chu ya cha wachu yeah?" y ves que la persona se queda esperando una respuesta mientras tu le miras con esa sonrisa tan típica que dice entre dientes: "No tengo ni idea de lo que me estas diciendo y me quiero morir"

A medida que se me ocurran seguiré añadiendo curiosidades, espero que os gusten y os sirva de algo ;)

También os invito a que visitéis este post del blog Los Ziegler en Canada, "Las 32 costumbres que deberan dejar en su pais y como reempazarlos en Canada " es muy completo y real! y nos uede sacar de algún que otro apuro.

6 comentarios:

  1. Gracias por tu entrada! me da pie para conocer cosas antes de llegar a tan ansiado pais!

    Que tengas buen dia!

    ResponderEliminar
  2. La agradable charla que tanto nos gusta practicar después de las comidas se llama SOBREMESA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tienes razon! acabo de ver que he puesto remesa. gracias!

      Eliminar
  3. Me he reído mucho con las acnédotas que cuentas... verdaderamente es un gran cruce de culturas que se convierte en una odisea. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu entrada, ha sido divertido leerlo. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja me has hecho el día con las anécdotas, muy buen articulo. Saludos

    ResponderEliminar