miércoles, 1 de octubre de 2014

Una mezcla de sentimientos


Hoy salí del Croatian Cultural Center de Vancouver, BC, con una mezcla de sentimientos.

Después de casi 5 años de pelea, por fin hoy escribía el examen final para poder ejercer la enfermería en la provincia de British Columbia de Canadá.  La enfermería que ya la había ejercido. Que aunque tan solo fue por 4 años y otros tres de formación en la universidad, considero que fueron 4 años intensos en los que me enriquecí mucho profesionalmente trabajando en numerosos hospitales y departamentos tanto en París como en España.

Cuando vivía en Europa, a los 24 años ya había conseguido crear a bastantes grandes rasgos mi propia identidad con esfuerzo y con paciencia. Una identidad que formé desde mis primeros años de vida y que con mi familia, amigos y la sociedad que me rodeaba fui formando. Cuando en 2010 decidí mudarme a Canadá para estar con mi marido, no me habría imaginado que esa identidad que me trabajé por 24 años la iba a perder en apenas unas semanas.

Cuando salí del Croatian Cultural Center hoy, sentí en principio lo que cualquiera suele sentir al terminar un examen: Alivio, tranquilidad, euforia, preocupación... pero esos sentimientos tan comunes se difuminaron enseguida.  Éstos fueron cubiertos por otros sentimientos más fuertes: Cansancio, tristeza, IMPOTENCIA... se me creó un nudo en la garganta, y ante mis ojos pasaron en segundos todo por lo que he estado luchando en los últimos 5 años.

En este punto de mi vida, de mi proceso de integración en Canadá, me siento derrotada. Es interesante como la mayoría de las personas que he conocido aquí, que están o han pasado por el proceso de inmigración a Canadá, hacen un comentario muy similar: "Inmigrar en Canadá ha sido el MAYOR RETO que jamás he enfrentado en mi vida".

Canadá puede resultar muy atractivo ante los ojos de cualquier foráneo, y tiene la fama de ser el país de las oportunidades, por ser un país de enormes proporciones, relativamente nuevo, y con mucha tierra virgen que explotar. Pero esta es la mentalidad de hace unas décadas y las cosas han cambiado mucho. El que emigra aquí, si quiere permanecer, ha de demostrar muchas cosas:
- Primeramente ha de demostrar disposición a aguantar todo lo que se le pida: Dinero, tiempo y salud mental.
- Tendrá que venir con la mente abierta, a aceptar a empezar desde cero, empezar trabajando desde lo más bajo.
- Canadá quiere que la gente invierta en educación canadiense, por lo que tienes que estar dispuesto a pasar por ello.
- Canadá NO TE NECESITA como ellos dicen. En realidad, ellos tienen tanta demanda de inmigración que ahora se pueden dar el lujo de elegir a quien dejan entrar, y no se quedan cortos en exquisitez. Canadá quiere gente formada (Aunque luego tengas que formarte aún más) y, me atrevería a decir que si no el que más, es uno de los países del mundo con mayor numero de licenciados universitarios trabajando en trabajos básicos que no requieren formación: hostelería, ventas, transporte, limpieza... Sé que esto pasa en nuestro país, pero la diferencia está en que Canadá "abre las puertas" (A un alto precio economico) a gente formada, con promesas de empleo, pero la realidad no es exactamente esa. Una vez dentro te enfrentas a muros creados por colegios reguladores de profesiones, con impedimentos a la hora de encontrar empleo porque tu no has sido formado en Canadá por lo que tus conocimientos son cuestionables.

Evidentemente, el proceso que mejor me conozco es el de la enfermería que es mi rama, pero no hablo solo por experiencia personal. Gracias a este blog, y a foros en los que los Espanoles interactuamos, he conocido innumerables casos de personas inmigrando a este país.

Las profesiones de la salud están MUY CASTIGADAS, aún estando en necesidad de estos profesionales, los colegios reguladores se ceban. Es completamente comprensible que un país quiera proteger a sus graduados y a su público. Entiendo perfectamente que hagan exámenes, cursos y procesos de selección para que inmigrantes puedan ejercer estas profesiones. El problema viene cuando los requisitos que te imponen no son realistas, (Poniendo límites de tiempo y por otro lado no ofreciendo un sistema que ofrezca la posibilidad de efectuar esos requisitos en ese plazo, permitiendo el monopolio de algunas universidades que se ENRIQUECEN a  base de estas personas de una manera completamente descarada, dando promesas falsas, modificando los requisitos de un día para otro incrementando los gastos de los procesos a MILES de dolares sin previo aviso...) No puedo entrar en detalle porque no acabo, y muchos me criticarán porque dirán que pretendo que se me den las cosas hechas y que pretendo tener derechos que no son, pero lo que digo lo digo con hechos justificables, que las personas que se encuentran en estos procesos saben a lo que me refiero. Temas que se han llevado incluso a niveles políticos por la clara injusticia que presentaban.

Con todo esto, quiero mandar todo mi apoyo a todos los compatriotas que estáis pasando por lo mismo o peor. A los que habéis venido buscando una vida mejor para vosotros y vuestras familias, a los que lucháis cada mañana para poder recuperar vuestra identidad perdida, a los que no os dais por vencidos a pesar de los constantes muros que este país os está poniendo. También mi apoyo a los muchos que habéis venido y os habéis tenido que marchar porque Canadá no os ha sabido apreciar. No lo toméis como una derrota si no que como un logro, y a comeros el mundo!, porque ser inmigrante es una cualidad que debería aparecer en vuestros curriculums, una cualidad que define FUERZA, RESPONSABILIDAD Y MADUREZ.

Además quiero también dar las gracias en nombre de los que aquí estamos a todas esas personas que se quedaron en Espana, y que vieron a sus hijos, hermanos, amigos marcharse lejos. Y que creen en nosotros, y nos apoyan aunque a veces no lleguen a comprender por qué insistimos en dejarnos machacar tanto. Sé bien que ellos también lo sufren a su modo, pero que aún así nos animan y nos mandan sus fuerzas y sus paquetitos con jamón para hacer nuestras jornadas un poco menos morriñentas. Gracias

Ánimo gente.


8 comentarios:

  1. Tienes razón en tantas cosas… pero me gustaría añadir unos detalles. A mi no me gusta hablar de mis problemas en las redes sociales, y por eso no lo voy a hacer. Algún día, junto a un whisky en torno a una mesa, como ya ha ocurrido en alguna otra ocasión, a lo mejor tenemos oportunidad de contarnos cosas. Así que hablaré de otros amigos que he ido conociendo a lo largo del camino (ya van tres años desde que comenzamos a andarlo)

    Las “Profesiones de la Salud” castigadas? Correcto!!!
    Vamos con uno de estos amigos: norteamericano, radicado en Vancouver, cincuenta y largos, mujer y 4 hijas, médico con más 20 años de experiencia en investigación con Pfizer y Lilly, entre otras, mas otros tantos como facultativo. Suena bien? Pues como lleva toda una vida trabajando en USA aquí NO puede ejercer la medicina, lo que le obliga a aceptar trabajos aquí y allá por distintas poblaciones del estado de Washington para poder venir a Vancouver con su esposa de cuando en cuando.

    Pero no son solo las de la salud, hay otras tantas Profesiones Reguladas en este país que se enfrentan a problemas similares y tantas otras que ni siquiera te abren puertas incluso “habiendo obtenido tu titulación aquí”. Dicho de otra forma, invertir en estudios SI, pero ojo con donde haces esa inversión. Lo que me recuerda a otro amigo, con un doctorado de UBC, que tras 8 años estudiando y trabajando en Vancouver, tuvo que marcharse de regreso a su país de origen.

    Pero vamos con otro tipo de amigo. Éste suele decir - hermano, esas personas no tienen ni idea de lo que es emigrar - carrera y Masters en MBA de una de las grandes universidades de EEUU y experiencia no fueron suficientes para el y su familia. Explotación sangrante siendo empleado, vida en un agujero, separación de su esposa e hijos estando dentro del país para poder trabajar, casi la ruina económica… La única palabra que define a este tipo de INMIGRANTE (lo pongo con mayúsculas para definir a ese inmigrante que, al contrario que otros muchos, NO ha sido tocado por la varita de la Diosa Fortuna) es CORAJE, y también con mayúsculas.

    Ya conocía los datos teórico-prácticos porque he asistido a cursos y conferencias sobre orientación profesional al inmigrante en Canadá (recomiendo Lionel Laroche), pero hasta no haberlos visto en las vidas de otros no he podido comprender la magnitud de lo que ello llega a significar. 6 a 12 años hasta que el inmigrante realmente llega a donde se había propuesto al partir de su país de origen? Not bad eh? Pero en fin, ese no es el problema real. El problema radica en que emigrar, cuando es por necesidad, es exactamente igual que un negocio en cuya inversión has de ponerlo TODO. Puedes ganar una vida mejor para ti y los tuyos, o puedes perderlo también TODO. A los gobiernos eso se la trae al pairo. Hay que ser conscientes de ello y cargarse de ese CORAJE del que hablaba antes.

    Para finalizar, y particularizando en el país que nos ocupa, por desgracia el hecho de obtener una PR antes o después, puede marcar la diferencia entre llegar a la meta o marcharte con el rabo entre las piernas y en la ruina. Pero de eso hablaremos junto a ese whisky.
    Diego.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con el post, mucha fuerza y animo que al final todo merece la pena. Y si no se llega al objetivo buscado siempre se ha enriquecido uno personalmente muchisimo y se ha hecho mas fuerte y mejor persona.
    Me gusta mucho tu blog, pienso que es uno de los mejores de habla hispana en Canada, todo muy claro y muy practico.
    Saludos y animo!
    Hugo

    ResponderEliminar
  3. Hola Anais

    Primero de todo, te deseo mucha suerte en tu examen. Espero que el esfuerzo haya valido la pena!

    Sobre todo lo que comentas entiendo como te debes sentir y supongo que no debe ser facil. Mi experiencia es diferente, vine como skilled worker y la verdad no he tenido ningun problema para trabajar de "lo mio".
    Como yo hay muchos que no han tenido problemas con sus estudios hechos en España, sobre todo en campos relacionados con la ingenieria, estudios tecnicos, informatica, etc.
    Desde aqui me gustaria animar a todos los que esten leyendo esto desde España y duden de irse o no: Tirad paralante y no os desanimeis, personalmente y profesionalmente salir de España fue la mejor decision que the tomado.

    De nuevo, entiendo que tu punto de vista es diferente al mio porque como tu bien dices mi sector no esta "regulado" pero queria compartir esto para mostrar que no todo es tan negro para muchos.

    Saludos!


    ResponderEliminar
  4. A anónimo/a (lo pongo así no por ser irrespetuoso sino porque no hay nombre al que hacer referencia) le diría que animar así como así al personal a dar el "gran salto" es un tanto arriesgado. Y lo digo con conocimiento de causa porque, por unas y otras circunstancias, he caminado por los lodos de la inmigración, he mantenido reuniones profesionales con 4 abogados distintos especialistas en inmigración y he conocido tantos y tantos casos, e incluso he trabajado para un organismo que enseña la lengua inglesa y orienta legal y profesionalmente al inmigrante en Canadá. Así que me gustaría aclarar que:
    1- Canadá es un pais de oportunidades.
    2- En Canadá se vive muy bien, si vives bien, y si es en Vancouver que siempre está en el top 5 de las ciudades con mejor calidad de vida del mundo... pues que mas quieres!
    3- El paro en Canadá es técnico/anecdótico (siempre que estés autorizado a trabajar), el ambiente profesional suele ser muy bueno y los salarios mas o menos altos.
    4- La educación es francamente buena, y los colegios públicos apoyan a los alumnos inmigrantes de una manera muy eficaz. Además, la Universidad de British Columbia anda por los puestos 40 a nivel mundial, lo cual no está nada mal.
    5- Es un país precioso con una naturaleza absolutamente increíble.
    Ahora bien, mi consejo no es lánzate a la aventura y vente para aquí si no tienes ABSOLUTAMENTE claro como funcionan los procedimientos de CIC. Saber esto lleva mucho tiempo, pero el acceso a la información es muy sencillo si tu nivel de inglés o francés es bueno porque está todo detallado en sus páginas web. Conocer esto es la clave, aunque no garantice el éxito, para poder diseñar una ruta y no ver trancadas tus expectativas. Lo mas aconsejable es, una vez decidida, o sabida, la Provincia a la que podríamos desplazarnos, enterarnos de los campos profesionales que aparecen como prioritarios para tal Provincia. O al revés, ver si nuestro campo profesional es prioritario para alguna de ellas. Esta procedimiento lo puede poner bastante sencillo pero... de nuevo, no es garantía de nada. Si tu profesión NO está en la lista... piénsalo bien porque puedes no conseguirlo. El hecho de conseguir un contrato previo y de gustar al empresario, de modo que desee ser tu sponsor, es la via mas rápida y segura.
    Aunque esto me trae a la mente otro amigo - arquitecto, gran curriculum, contratado desde España por una de las grandes; traslado, familia, importación de moto... a las 7 semanas lo despiden... aunque lo intentó durante tres meses, ya no volvió a conseguir trabajo. Al no ser residente permanente y no tener tiempo para afrontar los LAAARRRGOOS procesos de selección que aquí se estilan, se tuvo que marchar de regreso.
    Y es que hay que saber que los "permits" de inmigración (trabajo o estudios) tiene una fecha de vencimiento que muchas veces no es acorde con los procedimientos. Por ejemplo, si necesitas pasar un LMO para que te permitan trabajar estando en Canadá, prepara hasta 3 meses de tiempo de espera, y luego otras 3-12 semanas (dependiendo de como y cuando lo solicites) para que te expidan el work permit correspondiente.
    El día en el que el cronometro llega final de la cuenta atrás y estos asuntos no están resueltos ya te puedes marchar.
    Yo siempre recomendaré este país (de hecho mi familia y yo somos felices en él) pero nunca sin haberse aprendido bien los procedimientos por los que hay que pasar, valorando las distintas rutas que te puede tocar recorrer, porque de lo contrario todo se puede ir al garete en un abrir y cerrar de ojos.
    Saludos, Diego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diego. Gracias por contarnos tu experiencia. No me queeda duda de que has tenido que ver de todo por todo lo que cuentas.

      Entiendo que hay casos dificiles pero entiende que no todos lo son. Alomejor yo al venir con oferta de trabajo en un campo muy tecnico no he tenido tantos problemas como otros pero estoy seguro de que no soy el unico, y te hablo de casos que conozco los cuales sus titulos oficiales han sido aceptados en sus respectivos trabajos sin ningun problema siempre y cuando estos fueran oficialmente traducidos, compulsados etc.

      Yo no he dicho que haya que venir a lo loco ni mucho menos, solo digo que la gente no se desanime al leer estas historias porque no es siempre el caso. La historia que cuentas del arquitecto parece bastante dura pero como comprenderas no es lo común, ademas como tenga que tomar todas las decisiones de mi vida pensando que en 3 semanas me despiden estamos aviados...

      Respeto tu experiencia y estoy deacuerdo que es basico informarse y saber a donde vienes, el solo hecho de volar aqui y vivir dos o tres semanas es una inversion de como minimo tres ceros, muy irresposable hay que ser para venir aqui como el que se va a Londres a la aventura. Again, I'm not saying that ! Solo queria animar a los que como yo un dia tuvieron esa duda y gracias al animo que le dieron otros tomaron esa decision. Yo desde luego, no me arrepiento!

      Saludos

      Eliminar
    2. Hola Anónimo. Es cierto todo lo que dices, no me cabe duda alguna. Y, a pesar de lo largo y duro del camino, tampoco me he arrepentido nunca de nada. Como es natural, yo también tengo amigos, españoles y no españoles, a los que todo les ha ido de maravilla desde que pusieron los pies en esta tierra. Algunos vinieron con una "working holiday visa" sin ninguna intención de quedarse y aquí están ahora felices como perdices, residencias permanentes y con hijos canadienses. Fácil y rápido, la empresa arregla papeles y a correr. Hay quienes, por su campo profesional, han venido con la residencia bajo el brazo, cosa que hoy es casi imposible. De todos estos casos tengo amigos en Quebec y en Vancouver, no es que lo haya leído por ahí. Los ingenieros son especialmente agraciados por la esponsorización de grandes empresas. Pero la propia Anais te podría hablar de Laura, una ingeniera española que, teniendo un buen CV, solo consiguió trabajar en restauración (sirviendo comidas y bebidas) hasta tener que marcharse por vencimiento de su permiso. Es tan solo un caso mas.
      Lo que si te aseguro es que todos los que NO han tenido que lidiar con CIC o no conocen otros casos con cierta profundidad desconocen absolutamente los procedimientos y los baches ocultos que hay en el camino, de modo que si un día tienen un problema se ven sin posibilidad de reacción. Inmigración tiene un lado oscuro.
      Por otro lado, las leyes de inmigración están siendo cambiadas cada x meses. Las ultimas novedades acaban de salir publicadas y la intención es ponerlo cada vez más difícil. Para que te hagas una idea esta semana recibí cartas de dos abogados de inmigración advirtiendo de las consecuencias de estos cambios. Te pongo la conclusion de uno de ellos, ligeramente modificado por cuestiones de copyright:
      CONCLUSION
      For those who plan to get permanent residence in Canada the most suitable option is to find an employer first, who is willing and able to sponsor you for your permanent residence.
      De aquí se infiere que venir sin tales requisitos, como se ha hecho hasta ahora porque existe una gran variedad de programas de inmigración disponibles, se ha convertido en ALTO RIESGO.
      Y que conste que yo no he hablado aquí de mi experiencia, eso es otro cantar y una larga historia. De lo que he hablado es de mi conocimiento del tema. Yo hubiera apreciado enormemente que alguien me hubiese hecho todas estas advertencias antes de embarcarme en tal aventura.
      La historia del abogado es mas común de lo que piensan aquellos que no han conocido gente que lo ha pasado mal. Historias peores están a la orden del día. Si tuvieses la oportunidad de hablar un rato con abogados o con empleados del Settlement Workers in Schools (SWIS) o MOSAIC te darías cuenta de que lo que cuento no son anécdotas.
      Aprender los procedimientos, como ya mencioné en mi otro post, no se hace en un mes ni en dos, y menos si llevas una familia contigo. Y la mayoría de los españoles que he conocido aquí los desconocían en un 75% al menos. Prepararse para eventualidades es la mejor receta, te lo aseguro. Y nada mas lejos de mi intención que desanimar a nadie. Como ya dije me encanta Canadá y quiero seguir aquí con mi familia. Estoy convencido de que me ves como un pesimista mas, pero no te equivoques, tan solo quiero aportar un poco de realismo al asunto y no dejar entrever que esto es siempre un camino fácil, porque en MUCHISIMOS casos no lo es.
      Un cordial saludo y un placer el debate.
      Diego.

      Eliminar
  5. Hola Anais,
    llegue a Vancouver hace justo dos meses.
    Llevo leyendo tu blog desde hace unos 6 meses...
    Vivi un año en Vancouver entre el 1994 y 1995, he visto como ha cambiado esta ciudad, y ahora he vuelto con mi familia, tres hijos de 6 9 y 12 años.
    Tuvimos claro ya desde España que nos iba a costar rehacer nuestra vida aquí, cuando das el salto dejas casa, trabajos, amigos, familia, "buenas costumbres"...
    pero teniamos tan claro que le dabamos un mejor futuro a nuestros hijos, que nohemos dudado ni por un momento que hacemos lo correcto...
    asi que hemos decidido venirnos a la isla de Salt Spring y empezar de cero...
    y gracias que tenemos permanent resident card y citizenship mis hijos...

    como todos los retos, pueden ser un cielo o un infierno, depende de ti, no de nadie más... cada puerta que se cierra son 100 que se abren...

    mucho animo....
    un gran abrazo...y si vienes por la isla tendrás un guisote esperándote...(al final se encuentra de todo para hacer un cocido...)

    ResponderEliminar